Nota de despedida

yasanagy

Bovino maduro
#1
A lo largo de este tiempo de soledad he descubierto que por mucho que trato de llenar mi vida con otras cosas simplemente no es suficiente, nada se compara a ese lazo que forjamos durante el tiempo que estuvimos juntos, ahora comprendo lo que tratabas de explicarme cuando reclamabas abandono de mi parte, lo que era el que sintieras que no merecías mi atención.

Fue muy tonto de mí el pensar, que era hasta cierto punto un capricho el recibir dichas demandas, ensimismado en mis conflictos internos jamás note que poco a poco aniquilaba nuestro amor lentamente.

Y es que cuando tienes todo y no lo sabes el egoísmo domina la mayor parte de tu ser, no siendo una excusa para tratarte mal o para abandonarte cuando me ofrecías siempre tu corazón abierto, tus sonrisas y abrazos que apaciguaban mi ser.

Fuiste la única que se esmeró en aceptarme y en principio creo también lo intente de muchas maneras pero no lo logre del todo, a veces eras todo un misterio para mí, otras veces solo era cuestión de que queríamos cosas distintas y no lográbamos estar de acuerdo, pero aun así el querernos difuminaba esas fronteras.

A veces sentía que sabias demasiado de mi incluso más que yo, cosa que por demás llegaba a carcomerme por dentro, el no conocerme y aceptarme del todo cuando tu si lo hacías era algo que me contrariaba repetidamente, quizá porque sentí que no era la mejor versión de mí, quizá porque quería ser algo más para ti, pero al mismo tiempo sabía que no podía lograrlo y solo me frustraba en mis deseos sin disfrutar plenamente nuestro momento.

Fuiste mi todo, fuiste esa felicidad que día con día me sacaba adelante, ahora te veo de lejos y aun me alegro al verte, al saber de ti, pero también siento el distanciamiento que yo mismo propicie y quisiera volver , quedarme abrazado contigo y pensar que nada más importa, pero soy consciente de que ese momento ya paso, paso entre mis brazos y deje que se esfumara el día que nos despedimos, aunque quisiera deshacer ese adiós sé que lo tomarías como otra falla más de mi carácter.

Solo me queda desearte felicidad y atesorar todo ese tiempo que compartimos juntos, nada de esto lo veré como una pérdida de tiempo, sino como una enseñanza que quizá algún día; me permita ser esa persona que debí ser contigo.
 
#4
no con ella ,,,casi siempre los hombres dejamos,abandonamos,o engañamos a alas mujeres,,pero con el tiempo te das cuenta que ellas tienen el sarten por el mango ya que puede haber muchos penes pero si no hay mujeres de que sirven
...digo para ser claros...a lo que voy es a lo que hace referencia al ultimo parrafo,,muchas veces te dejan enseñanza para que hagas algo mejor con tu vida o otra persona esa es la enseñanza,,,a veces es dura pero solo asi aprendemos...
tanto hombres como mujeres..
pero muchas veces somos tan mulas que no entendemos
 
Arriba