Historia cornuda

Tema en 'relatos eróticos' iniciado por adrova, 22 Ago 2016.

  1. nazgul

    nazgul Bovino Milenario

    Seguimos al pendiente camarada, los relatos de infarto y espero que se animen a subir las fotos.
     
  2. superjipi

    superjipi Becerro

    Buenisima y muy cachonda la historia,esperando la continuacion con ansias.
     
  3. CDR68

    CDR68 Becerro

    Seguimos esperando más historias de tu hermosa mujer......cachonda
     
  4. tamayote

    tamayote Bovino adolescente

    Excelente relglato deberias de subir fotos de tu mujer ycompartirla para dedicarle una buena chaqueta
     
  5. adrova

    adrova Becerro

    Muchas gracias por sus buenos comentarios, siento mucho que no haya actualizado, pero en mi trabajo me traen loco, y pues la historia no se escribe sola. Pero les pongo la continuación desde donde me quedé. Saludos


    Después de ese fin de semana tan rico donde Tony estrenó el culito de mi mujer las cosas se “normalizaron”, mi esposa tenía clases de inglés lunes, miércoles y viernes y después de las clases le tocaba su ración de verga, normalmente pasaba por ella a eso de las 9, 9:15 aunque siempre me hacían esperar mínimo 10 minutos, eso sí, muy formalmente Tony salía con ella a despedirse y saludarme. Los viernes era distinto, ella casi siempre se quedaba hasta muy tarde (de madrugada), pero siempre me llamaba para que la fuera a recoger, eso sí, casi siempre llegaba bien cargadita de leche de Tony y era mi trabajo dejarla bien limpiecita, y claro que la lechita podía venir en su panochita o en su culito, pues su novio la acostumbró muy rápido a que en cada sesión le daba por atras, aunque ella me contaba que ya le encantaba, como podrán suponer yo sólo podía probar su puerta trasera con mi lengua, cuando estaba muy excitada mientras la limpiaba siempre me decía que ese agujerito solo era para vergas de verdad. Total que estábamos muy felices con nuestra rutina.


    Por otro lado Tony le decía que debía “explotar al máximo su sensualidad” a lo que yo le preguntaba qué quería decir con eso, y ella me respondía que se refería a que si le gustaban otros muchachos que se dejara llevar, que se acostara con quien quisiera, al fin que no tenía que preocuparse por el pendejo del marido, naturalmente yo también la animaba a hacerlo, le decía que adoraba que fuera una mujer libre de hacer lo que quisiera con quien quisiera, pero ella aún tenía dudas, no quería que la tomaran como una putota.


    Total, que como tres o cuatro semanas después del estreno del culito de mi mujer y ya completamente acoplados a nuestra rutina, un sábado por la noche mi esposa me comentó que quería pedirme algo, pero que lo pensara muy bien que no me sintiera presionado a hacer o aceptar nada, me intrigó la forma tan seria en que lo dijo y le pregunté que qué era, entre mí pensé que se trataba de que se quería acostar con otra persona (por eso de que últimamente Tony le venía insistiendo mucho con lo de “explotar su sensualidad”) pero para mi sorpresa me dijo que su novio le había comentado que desde hace mucho tiempo tenía una gran fantasía erótica, y que le gustaría mucho hacerla con nosotros (cuando mencionó “nosotros”, de inmediato me imaginé un trío y empecé a excitarme), y le contó que le encantaría que un hombre casado lo invitara a su casa con el único propósito de ofrecerle a su mujer porque no era lo suficientemente hombre para satisfacerla como se merecía, que después tendría que ver como le daba una mega cogida en su propia cama matrimonial haciendo lo que Tony quisiera y, finalmente, tendría que agradecerle por haber satisfecho completamente a la esposa y ofrecerle que cada que tuviera ganas, el marido estaría más que encantado de que se las sacara con su mujer. Yo me quedé completamente de piedra, no sabía qué pensar o qué decir, por un lado veía que por fin se me daba la oportunidad de poder ver a mi esposa cogiendo con otro, por otro lado, sospechaba que el objetivo de la fantasía de Tony era humillar a un marido cornudo y aunque me daba mucho morbo ver a mi mujer bien clavada tenía miedo por lo que pudiera pasar, pero mi esposa todo el fin de semana estuvo muy cariñosa convenciéndome de cumplirle la fantasía a su novio sobre todo me decía que le excitaba mucho pensar que su marido no solo la iba a ofrecer a otro hombre, sino que vería plácidamente como le darían rabo y al final hasta le agradecería a Tony por habérsela cogido tan rico. La verdad es que no pude resistir mucho a las tácticas de convencimiento de mi mujer y en cuanto acepté ella le marcó a Tony diciéndole, así que en cuanto colgó me dijo que ese mismo viernes le haríamos realidad su fantasía y que el lunes tendría que invitarlo a nuestra casa el viernes para cumplir completamente con la fantasía, así que cuando llegué por mi esposa el lunes y salió Tony le dije que personalmente quería invitarlo a la casa el próximo viernes, que sabía que no tendrían clases y quería aprovechar para invitarlo y “agradecerle lo buen maestro” que era para mi mujer; yo estaba terriblemente nervioso y hasta mi esposa (que venía de su mano) también, pero él se veía muy confiado, sonrió y contestó: claro, nos vemos el viernes.


    El martes cuando llegué del trabajo le propuse a mi mujer que fuéramos a comprar ropa adecuada para la cita que tendríamos el viernes, ella no se midió, se compró una tanga pequeñísima roja de hilo dental, unas medias de red negras con liguero, un traje azul de minifalda muy pegado y muy pequeño como 5 cm arriba de medio muslo, con una sola manga y sin espalda, también escogió unos zapatos de tacón muy alto de color azul rey preciosos. Mi esposa se veía hermosa, naturalmente ese día no me dejó más que comerle la panochita y el culito mientras me decía que quería guardarse para la cogida que le iba a dar su novio delante de mí, el problema fue que el miércoles Tony tampoco quiso cojerse a mi mujer también con el pretexto de que estaba muy excitado sabiendo que cumpliría su fantasía el viernes, que quería estar a la altura de las circunstancias, hasta canceló la clase del viernes.


    Ese mismo día mi mujer me puso a depilarle la panochita para prepararla y al siguiente día me puso a comerle la panochita y el culito por más de una hora mientras me decía que me preparara que por fin vería a un hombre de verdad cogerse a mi esposa, pero decidió no terminar ni dejar que yo terminara, que ya tendríamos bastante el viernes.


    Por fin llegó el viernes, hasta pedí permiso en mi trabajo para salir antes y estar a tiempo y tranquilo para cuando llegara Tony, además de que llevé comida para una cena.

    Continuará. . .
     
    A 020889 le gusta esto.
  6. adrova

    adrova Becerro

    Bueno, pongo la continuación, para tratar de compensarlos por la larga espera, pondré varias continuaciones hoy. Saludos.


    A las 8 en punto llegó Tony, estaba vestido como siempre, pantalón de mezclilla y playera sencilla, yo estaba vestido más formalmente con un pantalón de gabardina y una camisa de cuadros, le abrí la puerta y lo invité a sentarse ofreciéndole un trago, a lo que me aceptó un whiskey, le informé que mi mujer seguía arreglándose y que no tardaría, en cuanto bajó vestida con el vestidito azul y las medias mostrando todo el liguero solo vi los ojos como platos de su novio; ella llegó lo abrazó muy tiernamente, le dio un beso en la boca y se sentó en sus piernas, yo me quedé congelado, no esperaba esas muestras tan cariñosas de inicio, la verdad es que me dieron celos de su familiaridad, aunque la terrible erección en mis pantalones indicara lo contrario. Pasamos casi de inmediato a cenar, mi esposa y su novio se comportaban no sólo como pareja, sino como si yo no existiera, se daban piquitos en la boca, se abrazaban, se tocaban, uf, yo estaba todo excitado. La verdad es que Tony era muy agradable, nos contó cómo la mayoría de su familia era de California, que vino a México porque lo invitaron a dar unos cursos de defensa personal (él es deportista, boxeador para ser más exactos) a una empresa, pero que se enamoró del país de sus antepasados y se quedó de manera permanente aprovechando que era nativo en el idioma inglés aprovechó que todos desean aprenderlo; se casó dos veces, pero no funcionó, sobre todo por los celos de sus mujeres, después del segundo matrimonio, decidió no volverse a casar y solo disfrutar de la pasión de las mexicanas pero sin compromiso. Yo estaba muy atento a lo que decía y como realmente empezó a caerme bien decidí cumplir completamente su fantasía así que en cuanto dijo eso yo dije:

    • Entiendo, mira, la verdad es que existe una razón que no te mencioné para invitarte a cenar. Tanto mi esposa y el se quedaron un tanto extrañados, pero siguieron el juego.

    • Mira, yo adoro a mi esposa, es lo más importante para mí, y lo único que quiero es que sea feliz, además, por ahí me enteré que tu eres todo un hombre en la cama y pues la verdad quisiera que mi mujer probara un macho de ese calibre. Expuse todo nervioso. Solo vi que él se sonreía.

    • Eso es muy fuerte Beto, pero no entiendo, ustedes ya son una pareja felizmente casada, ¿cuál es el problema? Preguntó con sorna.

    • Bueno, la verdad, es que es mucha mujer para mí, y me parece que no soy suficientemente hombre para tenerla completamente satisfecha. Dije con un hilo de voz.

    • Pero cómo, ¿qué te hace pensar eso? ¿Acaso tu mujer se ha quejado? Seguía preguntándome con esa sonrisa burlona en su boca.

    • No, no para nada, pero bueno, uno sabe sus limitaciones, y creo que durar menos de cinco minutos cogiendo no es lo ideal para una mujer como Laura, ¿no crees? Contesté mirando hacia abajo.

    • Jajajajaja, ¿5 minutos? pero qué bárbaro, eso no sirve ni para el arranque, pero en concreto, ¿qué quieres que haga Beto? Siguió con las preguntas, y la verdad me decidí completamente a llevar la fantasía al máximo y contestarle lo que creía que quería escuchar.

    • Bueno, pues quiero que me hagas el favor de darle a mi esposa lo que yo no puedo, podrías darle la cogida de su vida, por favor. Le dije con la voz un poco más firme y mirándolo directamente a los ojos.

    • Muy bien, este país me ha tratado excelentemente bien, y siempre es bueno hacerle un favor a los amigos, así que sí, te voy a hacer el favor de chingarme a tu esposa y darle lo que se merece, solo que tengo algunas peticiones que hacerte. Me dijo, ya sin la sonrisa y con mucha autoridad.

    • Lo que pidas estará bien Tony, ¿qué deseas? Pregunté ya más tranquilo (y completamente excitado) por haber dicho lo que tenía que decir.

    • Ok, voy a hacerte el favor de cogerme a tu esposita, pero debe ser en su cama de matrimonio, quiero que ella disfrute de un macho de verdad en la cama que comparte contigo, además, tu debes estar presente, ya que no puedes satisfacerla personalmente, al menos quiero que veas la forma en que realmente una mujer como tu esposa puede llegar a disfrutar, pero aunque estés con nosotros, no debes desnudarte, como tu lo mencionaste esto es para que ella goce, y no queremos que se deprima al compararnos desnudos, jajajajaja. Finalmente, un caso tan patético como el tuyo requiere atención especial, así que planeo quedarme toda la noche para darle lo suyo a Laurita, pero tu no podrás quedarte en el cuarto, ¿está bien? Termina Tony mientras acaricia las nalgas de mi esposa.

    • Claro Tony y te agradezco de antemano que hagas esto por mí y por mi mujer, no te preocupes que al lado de nuestro cuarto tenemos una recámara para un huésped, ahí me puedo quedar mientras atiendes a mi esposa. Contesté ya completamente excitado.

    Después de la cena pasamos a la sala y me fui a preparar unos tragos, sin embargo en cuanto regresé mi esposa estaba sentada en sus piernas y se estaban besando apasionadamente, ya tenía el vestido arremangado en la cintura y veía como las enormes manos de Tony masajeaban el culo en el tanga rojo de mi esposa, me di cuenta que las muestras de cariño (besos de piquito entre ellos y cosas así) me ponían celoso, pero las cosas cachondas me ponían muy excitado, me senté pacientemente cuando en eso Tony me dice: muy bien Beto, llévame hasta tu cama matrimonial que ya le voy a dar verga a tu mujercita. En cuanto entramos a nuestra recámara Tony prácticamente se lanzó a besar y manosear a mi esposa sobre nuestra cama, yo me senté en un pequeño sillón al lado de la cama con una erección imposible y tratando de no tocarme pues sentía que con el más mínimo toque me correría como loco.

    Continuará. . .

     
    A 020889 le gusta esto.
  7. Del79

    Del79 Becerro

    jajaja a no ma... chingon el relato, seguimos a la espera de la continuación... saludos... unas fotos por favor urge urge...
     
  8. adrova

    adrova Becerro

    Bueno, continúo con la historia (lo que pasa es que el foro solo me deja poner 10,000 caracteres y pues esta parte tiene más). Saludos.


    Estaba mi esposa sentada sobre Tony con el mini vestido arremangado a su cintura cuando en eso voltea y me dice: “mira amorcito cornudo, ve como me como una verga de verdad”, y se fue bajando hasta quedar a la altura de su pantalón, lo desabrocha con maestría y veo que saca una tremenda vergota, ahora entendía completamente por qué mi mujer estaba totalmente entregada y encariñada con Tony, su miembro era digno de envidia, era enorme (después sabría a ciencia cierta que mide 24 cm), cabezón y venoso; mi esposa tenía que tomarlo con sus dos manos y aún quedaba su cabezota libre veía que aunque se esforzaba no le cabía entero en la boca, después de un rato de que mi mujer estaba mama que mama ese portento de verga, Tony se levanta, se pone junto a mí, se desnuda completamente (haciéndome notar que seguía haciendo ejercicio pues estaba bastante marcado) y dice: “mira nena, ponte de rodillas aquí para que el cornudazo de tu marido pueda ver desde más cerca como saboreas una verga de verdad”, y mi mujer sumisamente le contestó: “claro papi, lo que digas”, y fue increíble ver como mi esposa se ponía de rodillas prácticamente junto a mí para lamerle unas pelotas inmensas y peludas a su novio además del obvio esfuerzo que hacía por tratar de meterse todo ese trozo de carne a su boca, cuando Tony me sonríe y me dice: “mira cornudo, aún no le cabe toda la verga en la boca, pero te prometo que pronto le cabrá, sobre todo si sigue practicando tanto, jajajaja”, yo me quedé callado y super excitado, trataba de ni moverme. Después de un buen rato en el que mi esposa estuvo comiéndose ese monumento de verga su novio le dijo: “bueno nena, ahora es hora de que tu marido vea que sí puedes disfrutar, desnúdate completamente, pero déjate la tanga, el liguero y los tacones” y volteandome a ver, completa: “vas a ver que morbo da ver a tu mujer con los tacones apuntando al techo y la tanga a un lado mientras le doy clavo”, toma a mi esposa de la mano después de que se quitó el mini vestido y la lleva a la cama la acuesta boca arriba le separa las piernas pero se las pone en los hombros y mirándome fijamente penetra lenta, pero sin pausas a mi mujer, mientras escucho de fondo el jadeo de mi esposa como nunca lo había escuchado. Ya con la verga hasta los huevos Tony, sin dejar de mirarme, empieza un bombeo brutal sobre mi esposa, solo escucho los gemidos y hasta gritos de ella, jamás había hecho eso, ni siquiera cuando jugábamos con los consoladores más grandes, la estampa era simplemente magnífica, Tony, un machote fuerte tenía los tobillos de mi esposa en sus hombros mientras se la clavaba sin pausa, hasta la cama rechinaba resintiendo los vaivenes del novio de mi mujer, pasaron minutos que me parecieron eternos, sin duda yo me habría venido a los 3 o 4 empujones si desde el principio le imprimiera ese ritmo frenético a las penetraciones, pero Tony a pesar de que ya estaba sudando por el esfuerzo de mantenerse semi erguido y de estar bombeando como pistón no se veía que fuera a terminar pronto, de repente escucho a mi mujer decir cosas como “así papi, así, que rico me coges”, “enséñale al pendejo de mi marido como coge un macho de verdad”, “más, más, dame más no me la saques” y en eso también escucho el indescriptible jadeo y pujidos de mi esposa cuando está teniendo un orgasmo, y uno bastante intenso, pues de abrazar a su novio quedó toda desmadejada y ni así Tony dejó de clavársela, pero al fin Tony le dijo: “a ver reina ahora quiero que tu marido vea como te subes a tu trono” y de inmediato se recuesta boca arriba y mi mujer obedientemente primero me mostró todo lo que se iba a comer, le llegaba mucho más allá del ombligo, supongo que hice un gesto de sorpresa al ver eso porque mi esposa se empezó a reír y le dijo a Tony: “Papi, el pendejo de mi marido se asustó al ver la tremenda cosota que me estás metiendo” y el contestó: “no te preocupes cornudito tu esposa puede con esto y a parte de eso, le encanta” y de un solo sentón se tragó todo ese palote en su cosita, eso sí, con un gemido que se convierte en grito que por poco me hace acabar en mis pantalones y veo como empieza a moverse como nunca la había visto, en círculos, de arriba abajo como si quisiera romper esa vergota (si hubiera sido yo seguro mi verga se habría salido o roto de tan fuerte y tan alto que ella cabalgaba), uf, era increíble verla así sobre todo porque ella misma se acariciaba las tetas o se bajaba a besar a Tony y éste no perdía oportunidad en amasarle las tetas o darle de nalgadas, era una de las escenas más eróticas que había visto en mi vida, sobre todo cuando Tony empezó a decir cosas como: “así cowgirl, así es como se monta, muéstrale al impotente de tu marido lo que es cabalgar” o “dile a tu maridito que te encanta mi verga” y mi esposa naturalmente entre gritos y gemidos decía “mira amor, como me gusta la reata de mi novio”, “mira como puedo cabalgar una verga de verdad”, pensé que mi esposa lo estaba haciendo tan bien que iba a hacer terminar a Tony cuando de repente él detiene a mi esposa de los brazos y le dice: “nena quiero darte por atrás, empínate para que tu marido vea como te tragas mi verga” y mi esposa bien obediente se pone de frente a mí empinando completamente su colita, Tony se puso detrás de ella, le separó las nalgas y la penetró por su panochita mientras yo veía la cara de mi esposa haciendo gestos de placer (cerraba los ojos, entrabría la boca) mientras sentía como se la iba metiendo poco a poco, era increíble sobre todo porque Tony volvió a agarrar un ritmo endemoniado dándole durísimo por atrás, hasta que en eso que me dice “anda cornudo dale un beso en la boquita de puta a tu mujer mientras recibe todo el placer que se merece” yo estaba congelado, cuando mi mujer me dice “anda amor, ven y dame un besito, demuéstrame cuanto me quieres”, como un autómata y con una erección que hasta me dolía me incliné en la cama y besé tierna pero largamente a mi esposa, ella respondía a mis besos a pesar de los empujones que le daba por atrás su novio y me decía “te amo, te amo”, “te agradezco que me dejes disfrutar de esta forma de una verga de verdad” cuando en eso Tony dice: “cornudo, una buena sesión de sexo con una mujer como la tuya no está completa si no la enculo, pero no lo voy a hacer hasta que tu seas el que me lo pidas”, y se la sacó a mi esposa y se detuvo, yo estaba de nuevo congelado, me estaba ordenando que le pidiera que le hiciera algo a mi esposa que a mí nunca me había dejado hacerle, cuando en eso escuché la voz de mi mujer diciendo: “por favor, amor, pídele a Tony que me encule, lo necesito”, no me pude resistir, así que dije “Tony, podrías por favor encular a mi mujer” y burlonamente que dice “tus deseos son órdenes cornudo” ya me iba a sentar de nuevo a ver como enculaban a mi esposa, cuando ella me tomó de mi mano apretándola sin dejar que me fuera, así que vi perfectamente como su novio le escupía en el ano, le separaba aún mas las nalgas y ponía el tremendo cabezón de su monumental verga en la entrada de su trasero, sentí claramente como poco a poco, pero sin pausas empezaba a penetrar ese agujerito que solo era de él; ella me pidió que la besara, aunque en medio del beso empezó a gemir y a gritar, iba a detener eso porque pensé que era de dolor, pero ella solita pedía más, que no se la sacara, que le rompiera el culo hasta el fondo, así que tuve que aguantar de la mano de mi esposa, las tremendas embestidas que empezó a darle Tony al trasero de mi mujer, y ella como toda una puta desatada pidiendo más, pidiendo que no se la sacaran, hasta que después de otro ratote Tony empezó a gemir y a gritar como un toro en brama, hasta me asustó, cuando en eso que me dice: “cornudo, me vengo en el culo de tu mujeeeeerrrrrrrrr”, por la fuerza final de sus embestidas ella no aguantó y terminó acostada boca abajo (eso sí con el culo bien parado) recibiendo las últimas embestidas de su novio a su culito, se veía increíble, con los ojos cerrados, la boca entreabierta, toda agitada y sudada, Tony también estaba todo perlado en sudor y cuando terminó de venirse se dejó caer a un lado de mi esposa, olía a macho y a sexo, cuando en eso veo como empieza a escurrir la leche de Tony fuera del agujerito de mi esposa, por lo que sin pensarlo me fui al otro lado de la cama, le separé las piernas a mi mujer y empecé a lamerle su maltratado culito, se veía rojo, rojo, eso sí, salía abundantemente la leche de su novio y yo la lamía con deleite, nunca había visto tanta leche ni que supiera tan bien, cuando escucho a Tony decir: “a cabrón, pero si a parte de cornudo, Betito salió bien puto, te gusta la leche de macho putito?” yo no podía hablar, pero escucho a mi mujer contestarle entre gemidos “le encanta tu leche papi, si cada que te vienes el pendejo se entretiene como una hora limpiándome tu cremita” y Tony termina con una carcajada: “esto si no me lo esperaba, que le gustara más mi leche a un hombre que a una mujer” y la verdad es que ya no me aguanté y me vine en los pantalones como nunca me había venido, sentía que nadaba en mi propio semén, cuando me retiro del culo de mi mujer ya que estaba bien limpio y que ella se había venido otra vez me levanto y sólo escucho como mi esposa empieza a reírse mientras le dice a su novio: “tienes razón, es bien maricón mi marido, se vino mientras limpiaba tu lechita de mi culito”. Me dio mucha pena lo que me decían así que me fui al baño a cambiarme mientras escuchaba sus risas y comentarios, me puse una bata de baño y entré de nuevo a nuestro cuarto que olía fuertemente a sexo y a hombre, Tony estaba recostado en la cama abrazando a mi esposa y se dio la siguiente conversación:

    Continuará. . .
     
    A 020889 le gusta esto.
  9. adrova

    adrova Becerro

    Bueno, lo último que llevo escrito:

    • ¿Entonces qué te pareció cornudo? Me preguntó Tony. Decidí hablar completamente con la verdad.

    • Ahora entiendo perfectamente por qué a mi mujer le encanta estar contigo y la has hecho hacer cosas que nunca había hecho. Contesté sinceramente.

    • Jeje, ¿y por qué piensas que es eso? Pregunta de nuevo con una sonrisa su novio.

    • En primera porque tienes un portento de verga que es impresionante y en segunda porque no se como le haces para durar tanto, es increíble. Volví a contestar de forma sincera.

    • Jajajaja, pero si tu marido es bien puto nena, si hasta mi verga le encantó. Contesta Tony.

    • No seas malo papi, todavía que reconoce la inmensa superioridad de tu verga y tu te burlas. Le contesta mi mujer.

    • Pero dime que hombre tiene como primera reacción después de que el macho de su esposa vacía sus huevos dentro de ella venir y limpiarla completamente mientras está tan excitado que también se viene y encima dice que la verga es un monumento, jajajajaja. Termina Tony burlándose, trato de cortar la conversación por lo sano y les invito un trago, a lo que aceptan y me bajo a prepararlos.
    Continuará. . .
     
    A kto y 020889 les gusta esto.
  10. Del79

    Del79 Becerro

    De lujo... gracias... pero te digo sería chingon que acompañaras tus relatos con unas fotos de tu vieja, quiero conocer ese cuerpo y hacerme unas mentales a tu salud...
     
  11. adrova

    adrova Becerro

    Jejeje, sobre las fotos, tengo que pedirle permiso, ya verán en la historia por que, lo siento.
     
  12. Del79

    Del79 Becerro

    Ok pero no queremos ver su cara, entiendo esa parte, solo queremos conocer ese rico culito o esas ricas tetas, anímate creo que para eso no necesitas pedirle permiso, bueno eso creo, al final tu decides, de cualquier forma es una delicia tu relato....
     
  13. PedroPablo10

    PedroPablo10 Bovino maduro

    Buena historia... Y espero la continuacion sigue asi.... Y me uno a la peticion de una fotitos de tu mujercita...
     
  14. jlkendo

    jlkendo Bovino maduro

    Hola he sido fiel seguidor de tu historia y dejame decirte q está genial muy vivida realmente, aunque si debo de admitir q me encantaría ver a tu esposa aunque sea solo de cuerpo. Espero mas de tu historia
     
  15. kto

    kto Bovino maduro

    Y el resto para cuando ya van casi dos meses en espera de la continuación
     
  16. kto

    kto Bovino maduro

    Seguimos esperando la continuación
     
  17. volvofuck

    volvofuck Bovino maduro

    Que pedazo de historia, que relato tan excitante. Quiero conocer lo que sigue del relato. Saludos
     
  18. barman666

    barman666 Bovino maduro

    muy buen relato, me uno a los demás bakunos en la espera de la continuación del mismo....
     
  19. nosferom

    nosferom Bovino maduro

    De lujo tremendo relato el mejor de todos los que he leído y vaya que son muchos, neta ojala y continúes con la historia esta del 1 y no estaría mal unas fotitos para ver todo eso rico que tienes en casa, una verdadera hembra, una gatita en celo.
     

Compartir esta página