el despertar de lily

Tema en 'relatos eróticos' iniciado por severus41, 13 Dic 2016.

  1. severus41

    severus41 Bovino adolescente

    En la reunión por el aniversario de la oficina comenzó todo este enredo, tenía menos de un año en la corporación y no sabía de estas reuniones que la jefatura de recursos humanos armaba y salía a su gusto porque la jefa era de la familia de los dueños, a veces parecía tener más poder que el mismo gerente, pero esto no viene al caso.

    Unas semanas antes de la reunión conocí a Lily, parte del área de contabilidad una mujer de apariencia sencilla ya casada y con dos hijas, tenía al menos 35 años pero parecía 10 años menor, no llamaba la atención para nada y cuando andaba por la oficina ni se le sentía, contextura delgada y rostro redondo, ojos marrones y una boca pequeña, cabello lacio siempre en una cola hasta la mitad de la espalda, parece una silueta delgada pero debajo de esa ropa esconde un generoso par de tetas, por el trabajo que nos tocó hacer nos hicimos un poco amigos y así llegamos al día de la reunión por aniversario de la empresa.

    En algún momento de la reunión luego de bailar unas cuantas veces y de tomar varias copas me dijo que no se sentía bien, que estaba un poco mareada, le pregunte si quería que le avise a una de sus amigas para que la ayude pero me tomó del brazo y me dijo “llévame afuera”, en el jardín del salón donde se hizo la fiesta había una pileta, arbustos y unas bancas, ella se sentó en una de las bancas y tomándome del brazo me hizo sentarme a su lado, apoyo la cabeza en mi hombro y parecía haberse dormido pero cuando intente rodearla con el brazo despertó y me besó, me tomo por sorpresa pero me dejé llevar, termino mirándome a los ojos y rodeando mi cuello con sus brazos

    nunca me habían besado en una banca de parque, asi en la noche, hay tantas cosas q no hice
    Lily estas bien?
    lo siento, no se porque lo hice, me gustas un poco y me dieron ganas, lo siento
    no hay problema no te preocupes
    gracias, voy a hacerlo de nuevo si no tienes problema, ahora q todavía me queda valor para hacer estas cosas

    Me besó nuevamente pero con mayor pasión, yo la tomé de la cintura y la pegué a mi cuerpo, ella puso sus manos por mi espalda saco la camisa de su sitio y empezó a sobarme por la cintura, subía y bajaba las manos, intentaba meter las manos y alcanzar mis nalgas pero no podía del todo pues estábamos sentados, se retiró un poco de mí y con sus manos empezó a desabotonar su blusa lo suficiente para sacar sus tetas cubiertas por un sujetador blanco de encaje “nunca me han metido mano asi, nunca un hombre me ha chupado las tetas” me dijo mientras sacaba del sujetador una de sus tetas y yo me meti de cabeza a comerme ese pezón, ella suspiraba y jadeaba como si estuviera corriéndose, yo estaba ya a toda marcha estaba ya con una mano subiendo por entre sus piernas debajo de la falda, ella al notarlo tuvo como un sobresalto “q haces! Q haces por dios!” pero no me detuvo, pude sentir un colchón de vellos húmedos al pasar mis dedos por encima de su truza, me tomó con ambas manos del cuello de la camisa y me jalo hasta ponerme cara a cara, me beso nuevamente y yo le sobe la panocha con mis dedos hasta q se corrió ahí en mis manos.

    Con los ojos cerrados apoyo su cabeza en mi pecho y empezó a suspirar hondo, me rodeaba la cintura con los brazos por debajo de la camisa y yo tenía uno de mis brazos encima de sus hombros. De repente dio un sobresalto y se levantó como si su hubiera dado cuenta de algo, me solto de un golpe y se puso de pie delante de mi acomodando su ropa y ante mi sorpresa solo atinó a decir “discúlpame por favor cuanto lo siento, no le digas a nadie lo q hice, es q estoy tan cansada” y comenzó a llorar en silencio. La tomé con mucho cuidado de la mano y la hice sentarse a mi lado, le limpié las lágrimas con mi pañuelo y la tomé fuerte de las manos, me miró a los ojos me sonrió y me contó su historia.

    En pocas palabras se casó muy joven a los 21 con un hombre 14 años mayor que al abrumó con sus atenciones pero que es un tipo muy chapado a la antigua, solo apasionado por su trabajo y sus hijas (de 10 y 8 años) nada de romaticismo y nada de pasión, en la cama todo lo q conocía era misionero y lo más extremo q había hecho era q un par d veces su esposo la hizo arrodillarse y cerrar los ojos mientras se masturbaba y se corría en sus tetas, ella no lo veía solo escuchaba sonidos medio extraños y luego sentía el semen en sus tetas. Faltaba mencionar que lo hacían 2 o 3 veces al mes, ella tenía años con un deseo ahí aguantado q nadie le satisfacía y q cuando estaba un poco tomada se descontrolaba, en una reunión por fin de año se le ocurrió besar con mas pasión de la normal a su esposo y el la encerró en el cuarto diciendo que estaba ebria.

    Lily se desahogó bastante en esa media hora que conversamos, se le veía más relajada, me tomó de la mano y me dijo que yo le inspiraba confianza “será por eso que me gustas mucho, jaja estoy hablando demás de nuevo pero si me gustas y me has hecho muy feliz en esta noche, nunca me había sentado en un parque a que me besen y eso q hiciste en mis tetas mientras me metías mano, woow, creo q quiero q me lo hagas de nuevo… y otras cosas mas”

    Nos dimos un beso “todo lo q quieras Lily” le dije cuando nos pusimos de pie y mientras caminábamos de regreso a las mesas me susurró al oído “nunca me han comido la panocha ¿te animas? nunca me he comido una verga tampoco” y se retiró de nuevo al grupo dejando ahí de pie embobado, desde el otro lado de la mesa me soltaba miradas coquetas y se mataba de risa, yo no lo podía creer.
     
    A Impersonator, kalim4n y 020889 les gusta esto.
  2. javasolares

    javasolares Becerro

    Muy buen aporte.. Ojala y subas una segunda parte si es que la hay,,
     
  3. kbrito_22

    kbrito_22 Bovino maduro

    Va bien el relato
     
  4. severus41

    severus41 Bovino adolescente

    La semana siguiente no tuvimos casi contacto me pareció que me estaba evitando, la vi 2 o 3 veces y fue solo saludo como siempre que si nada pasara, la siguiente semana estuve apoyando en almacén así que tampoco hubo oportunidad pero no dejaba de pensar en ella y en todo lo que hablamos, hasta que un día al momento de salir nos encontramos en el ascensor, nos saludamos como siempre como si nada pero aprovechando q estábamos solos tome la iniciativa y la tome por la cintura rodeándola con el brazo, ella soltó su cartera y se puso como a la defensiva, la pegué a mi cuerpo poniéndonos cara a cara y le dije mirándola a los ojos “alguna vez te han besado en un ascensor?”

    Parecía entre sorprendida y asustada “¿Qué estas haciendo? suéltame ahora, te digo que me sueltes” se estaba poniendo roja del coraje y decidi jugarle al todo por el todo, la arrime contra la pared del ascensor y acerqué mi cara, ella volteó el rostro y sin querer me ofreció el cuello, empecé a besarlo y solto un gemido “sueltameeee que me sueltes por favor” me dijo más entregándose que resistiéndose, mientras seguía besándole el cuello con una mano baje por su cintura y cuando llegue a su trasero ahí fue que se perdió, soltó un gemido y me miró a los ojos, me quiso besar y me aleje un poco “no me has contestado Lily” ella se sonrió y rodeándome el cuello con los brazos me jalo hacia su cara “nunca”. Me besó con una pasión contenida y ahora ella estaba al mando de la situación, de pronto se abre la puerta del ascensor y estamos en el estacionamiento “vamos a mi oficina” dice y presiona el botón del ascensor para regresar al 4 piso, bajamos y me va llevando de la mano, entramos al área de contabilidad y nos dirigimos a su oficina que comparte con otra chica que ya se ha ido a su casa, cierra la puerta y de un empujón me sienta en su silla.

    Se quedó unos minutos como sorprendida, me miraba fijamente y yo solo le sonreía, luego cambió su expresión como si se hubiera decidido y se acercó de nuevo hacía mí, recogió su falda para poder sentarse encima de mi paquete y una vez ahí se fue desabrochando la blusa y luego quitando el sujetador, con las tetas al aire tomó mi cabeza y la dirigió hacia su pecho, tomé una teta con cada mano y amasé todo lo q quise, mamando cada uno de los pezones mientras ella gemía tratando de ahogar la voz, en la calentura deje sus tetas y la agarré con ambas manos de las nalgas pegándola mas a mi haciendo q sienta como tenía la verga, mientras hundía mas la cara en sus tetas cosa q le encanto pues tuvo un orgasmo largo, con un brazo rodeándome el cuello para q no me aleje y el otro agarrándose del respaldo de la silla para no caerse “siempre quise hacer algo asi en la oficina… fue excelente” y me besó en los labios mientras se iba poniendo de pie con sus tetas al aire.

    Al notar mi tremenda erección paso sus manos por encima de mi pantalón, nuevamente parecía dudar sobre lo que quería hacer pero pasados unos minutos en silencio se decidió y procedió a desabrocharme el pantalón y bajármelo hasta las rodillas con todo y bóxer, dudando todavía fue acercando su mano hacia mi verga, no dejaba de mirarla “nunca había visto otra q no fuera la de mi marido” y cuando se da cuenta q la estoy viendo me pide que cierre los ojos “algo q siempre quise hacer” sin dejar de meneármela con la mano puedo notar q se esta poniendo de rodillas, antes de darme cuenta dejo de sentir su mano y ahora siento la húmeda calidez de su boca alrededor de mi verga y abro los ojos, esta de rodillas frente a mi todavía con las tetas al aire con toda mi verga en su boca, la esta mamando despacio pero manteniendo el ritmo, se la mete toda a la boca. Luego de unos minutos levanta la mirada y vuelve a tomármela con la mano “se siente enorme en mi boca, creo q me duele la mandibula… ¿quieres correrte en mi boca?” yo la mire sorprendido y antes d q pudiera decir algo empezó a chupar la cabeza de mi verga mientras me la masajeaba con la mano, me terminé corriendo en toda su boca ella lo recibió todo como una profesional y me siguió mamando hasta dejarme flácido, luego se acercó con una mano la papelera q tenía debajo del escritorio y escupió toda el semen.

    Se puso de pie y se acomodó con calma la ropa, se fue al baño a lavarse mientras yo me terminaba de acomodar y luego al volver tenía una sonrisa de oreja a oreja, fuimos juntos hasta el ascensor y en la puerta me dice “creo q mejor q no nos vean salir juntos” cuando llega el ascensor ella antes de subir me besa y me dice “me encantó quiero hacerlo de nuevo, pero no le digas nada a nadie”, cuando me tocó bajar ya se había ido.
     
    A Impersonator y 020889 les gusta esto.
  5. coleguita77

    coleguita77 Bovino adolescente

    Va bueno el relato compadre
     
  6. Impersonator

    Impersonator Bovino de alcurnia

    Unas fotos de Lily estarian muy bien, para complementar tus relatos..!! Gracias por compartir.
     

Compartir esta página